Mucho se habla de la presencia online de las empresas, de las personas, en crear marca, pero ¿sabes realmente lo qué es?

Lo primero que hay que dejar claro es que presencia online no es estar en internet y en redes sociales. Para que todos nos entendamos vamos a hacer una compartiva de como te comportarías en el mundo real y verás que en el mundo online es más de lo mismo. Volviendo a que presencia online no es estar en internet y redes, es como si en la vida simplemente estuvieses y pasases por ella sin pena, ni gloria. Eso no es lo que buscamos si somos una empresa o autonómo, por que seamos claros, el objetivo final siempre es vender para eso somo empresas y no fundaciones. Ahora sí, esto no quiere decir que las redes sociales se utilicen para vender por que siguiendo siendo francos eso no es así.

Comencemos con la comparativa para explicarte cómo debes actuar en internet y crear una buena presencia online. En las tiendas físicas los empresarios cuidan la imagen de la tienda, el orden, la limpieza, buscan facilitar a su cliente la compra, que encuentren lo que buscan. En internet es más de lo mismo. Tu web es tu “tienda” debe ser clara, limpia, el usuario debe poder encontrar lo que busca, poder compartir con los demás, enlazar a otros canales o a las redes sociales de la empresa. Si no consigues esto, no volverá a entrar en tu web y estarás perdiendo posibles clientes.

hablar_2

Otro punto que es igual es el trato al cliente. En tu tienda físicas te vuelcas con el cliente, le ayudas, le escuchas si tiene una queja, se la solucionas y haces que marche contento, porque el cliente es lo más importante. Pues esto también es igual en el mundo online. Las redes sociales son un medio para comunicarse, una manera de atención al cliente. Cierto es, que no es lo mismo que se te queje alguien en tu tienda con 20 personas dentro que en internet donde todo se propaga como la pólvora, pero aquí entra en juego el profesional que debes tener para que te gestione las redes sociales. En internet no hay que tener miedo a las críticas, hay que saber gestionarlas. Esto es una máxima que te tiene que quedar clara, ya que si consigues solucionar el problema habrás conseguido un cliente, y del mismo modo que una queja se propaga rapidamente, la solución también. Aquí entramos en el siguiente punto las recomendaciones.

Todos a lo largo de nuestra vida hemos recurrido a amigos, familiares, revistas y expertos para buscar una recomendación de un producto o un servicio. El boca a boca siempre funcionará y como no, en el mundo 2.0 no puede ser diferente. Gracias a internet tenemos acceso a más información, a plataformas que te facilitan las opiniones de otros usuarios. Lo bueno de las opiniones online es que si las gestionas bien al quedar reflejadas otros posibles clientes podrán ver como solucionas los contratiempos que te puedan surgir con tu producto o servicio. Esto por supuesto se te volverá en tu contra si lo haces mal, pero como ese no va a ser el caso no habrá problema ?

Como ves, el mundo real y el online tienen más similitudes que diferencias, aunque en internet todo sucede más rápido. La web está en constante cambio y eso exige que los profesionales que tengas encargados de tu presencia online estén en constante reciclaje aprendiendo nuevos recursos y herramientas que aparecen. Por este motivo, es importante que cuentes con profesionales y no caigas en el error de que te lo lleve tu vecino que es joven y tiene cuenta en Twitter. Con esto no queremos decir que alguno de estos vecinos no pueda hacer un buen trabajo, pero eso no es lo normal, lo mejor es buscar un buen profesional.

Por ir terminando, si quieres crear una buena presencia online debes actuar como en el mundo real: cuida tu imagen, interactúa con los demás, empatiza, comparte y sigue una buena estrategia de comunicación y marketing.

¿Qué te parece? ¿Empezamos a crear presencia online?